Declavos

UNAS PALABRAS SOBRE LA POLÍTICA.

El gran problema del poder y la política es,  sin duda, que los hombres piensan. Y si bien es cierto que unas veces piensan que piensan cuando lo que están haciendo en realidad es no pensar, tanto como otras callan y no dicen lo que verdaderamente piensan o no alcanzar a saber estar a la altura de lo que son capaces de pensar, a pesar de todo, los hombres piensan. Y ése es el gran problema de la política, que trata con hombres; que de hecho, lo suyo es la trata de hombres, animales que también piensan…

Miguel Morey en el prólogo a Platón Político de Giorgio Colli.  Ediciones Siruela 2008.

Anuncios

8 comentarios el “UNAS PALABRAS SOBRE LA POLÍTICA.

  1. ainhoa
    octubre 22, 2009

    Sí que es cierto que las personas, a pesar de todo, pensamos de vez en cuando; y que a su vez, éste es el único revulsivo para la práctica política, que tiende demasiado a menudo a sorprendernos con sus desmanes.Sin embargo, opino que solemos tener los políticos que nos merecemos y que cuando éstos son extremadamente irreflexivos e ineptos por desgracia son un fiel reflejo de la sociedad a la que representan, aunque siempre sea más fácil ver sus vicios que reconocer los nuestros.

  2. SERGIO
    octubre 27, 2009

    Creo que precisamente la tarea de la política se ha convertido en manejar el pensamiento de los hombres. Hay que decir que lo hacen con gran eficacia y que de ser un problema se ha convertido en una oportunidad. Es fácil manejar una sociedad despreocupada por la política. Precisamente, el desánimo ante la política, la desilusión y el descontento del pueblo que podrían ser un obstáculo para los políticos que tienen que convencer para ir a votar (participar una vez cada cuatro años) se ha convertido en una oportunidad para la desidia, la mediocridad y la deshonestidad. Lo último que permitimos a los políticos es que roben mientras tengamos la tripa llena…Se repite el dicho “pan y circo”. Por ahí, por tu tierra y por la mía, tenemos unos políticos muy avispados que no han dejado pasar la oportunidad…Efectivamente, tenemos los políticos que nos merecemos.

  3. Ana
    octubre 28, 2009

    Me niego a pensar que me merezco tener algunos de los políticos que nos gobiernan (afortunadamente no son todos: aviados iríamos). Algunos políticos son corruptos… sí, claro, y algunos empresarios, dependientes, abogados, profesores o camareros. Es como aquello de que los funcionarios “no dan un palo al agua”. Pues algunos sí y otros no. Hacer política es muy difícil, significa tomar decisiones complicadas que afectan a mucha gente y aceptar que vas a ser siempre el blanco de las críticas. ¿Que cada día salen a la luz más casos de corrupción? Afortunadamente, peor sería que no nos enterásemos.

    • sergiogomezgarcia
      octubre 30, 2009

      Yo no digo que todos sean corruptos pero sí que la sociedad acepta cada vez más la corrupción como algo propio de la política. Es algo que no parece tener importancia. Me refiero a las opiniones que dicen que no importa que la alcaldesa de La Muela se haya forrado si organiza viajes a Santo Domingo para los vecinos a un precio menor, o a los baños de multitudes de Camps en Valencia tras los escándalos de corrupción (sigue siendo el ganador en Valencia si hubieran elecciones) o a las declaraciones de Rita Barberá de que no tiene importancia recibir regalos, sean de quien sean. Una sociedad despreocupada por la política y que piensa que todos los políticos son unos corruptos está a un paso de permitir que lo sean. Estamos dando ese paso. Yo toco estos temas en clase y lo que piensa la mitad de los chavales sobre la cuestión es que no importa que los políticos sean corruptos si son eficaces, es más, que el hecho de llevarse comisiones les hará ser más eficaces…¡Y todavía no se tienen que preocupar por su sustento, pueden ser idealistas!. Precisamente la que tú demuestras es la contraria, la actitud necesaria para poder criticar y exigir a los políticos. Me sumo a lo que dices pero aunque te niegues a pensar que merecemos a los políticos que nos gobiernan, la sociedad en que vivimos tolera, permite e incluso aprueba la corrupción. Se ha dado un buen trabajo de manejo del pensamiento para que esto pase.

  4. ainhoa
    octubre 30, 2009

    Suscribo lo que dices totalmente. Me hace mucha gracia cuando ves ahora en los medios los casos de corrupción y todo el mundo se echa las manos a la cabeza y se pregunta extrañado si vivimos en un país de corruptos y empieza a exigir cabezas para guillotinar.
    Cuando el dinero fluía y todos ( pequeño empresario, gran empresario, particular con piso con el que especular etc..) veían una oportunidad de hacer negocio y vivir como nuevos ricos, nadie abria la boca. Ahora, que la crisis se ceba con todos es cuando nos entra la moralidad y exigimos que se cumpla lo que debería haber sido siempre : Un estado de derecho. ¡Qué hipocresía!

  5. Ana
    octubre 30, 2009

    Entiendo vuestro pesimismo. Sin embargo, esta sociedad no es más corrupta que otras que nos precedieron y nunca hubo tantos controles como ahora. Sergio, dices que hay una parte de la población que acepta todo esto como normal. Es cierto, pero discrepo contigo en que sea la mayoría. Tú has tenido esa experiencia en clase, con tus alumnos. Yo he tenido la contraria: les parece indignante y creen que tendrían que encarcelarlos para siempre (o, como dijo alguno, meterles a dar clase en una UIEE seis horas al día durante veinte años). Ainhoa, tienes razón, con la crisis todos estos casos que salen a la luz escuecen mucho más. Pero eso es bueno ¿no? Saludos a los dos, es muy interesante discutir de política con vosotros 🙂

  6. ainhoa
    octubre 30, 2009

    Lo cierto es que tienes razón, Ana , en lo de que han habido épocas peores y que ahora hay más controles. Quizás lo fácil sea caer en el pesimismo.. pero es innegable que el sistema democrático está en sus horas bajas, no ya por la corrupción o por la crisis económica, sino por la falta de sentido común y de criterio de hace ya bastantes años. Nietzsche decía que una institución vale lo que cuesta ganarla, y aunque me parezca lamentable, parece que el espíritu humano tiende a ello, sólo así se explica el mutismo y la irreflexión de nuestra sociedad en los últimos tiempos y su tendencia cada vez más acentuada hacia el cinismo (esa actitud de estar de vuelta de todo sin haber ido a ningún lado..) y el antiintelectualismo.
    Creo como tú que hay mucha gente honesta, pero parece que los que no lo son tanto se hacen más de notar..y llegan a confundir al resto.

  7. guelgar
    diciembre 28, 2009

    Yo creo que los políticos de hoy en día al menos en ESPAÑA se preocupan más del que dirán ,que del que harán,vale que el gobierno hace poco o lo que le dejan hacer,pero la oposición en vez de dar soluciones ,solo ve problemas y más problemas,por que sabe que desgastando así pueden lograr sacar más votos en las elecciones,pero no se han parado a pensar que es lo que provoca la apatía en los votantes,en los ciudadanos,en que lo vemos como un teatrillo que ,solo se dedican a vivir en su mundo,unos de yupi y otros catastrófico ,ni son tan buenos unos, ni tan malos otros,lo que tiene que hacer es unirse para lograr salir de la crisis que nos afecta a todos seas de izquierdas o de derechas,es poner un poco de sentido y buscar puntos de encuentro y no de separación,tended puentes y no barrancos,buscar soluciones y no solo culpables,por que al fin y al cabo los que pagamos el pato somos nosotros ,que no tenemos trabajo.
    yo creo que tendría que pensar como se ven desde afuera por que no se verían con los mismos ojos que se ven ahora si se pusieran en lugar nuestro,piensen en entenderse aunque ,piensen diferente,piensen en que lo que queremos es que los empresarios piensen en los trabajadores y los trabajadores en los empresarios,que sino se favorece a los unos no se benefician los otros y viceversa que todos nos necesitamos unos para vender y otros para comprar .
    y si no se tiene nada algo seguro ,si lo bancos ponen mil pegas para créditos ridículos,si todo no vuelve la confianza de los unos en los otros mal vamos,por que como va a seguir la industria sino se compra y como se va comprar si no se tiene trabajo.
    Que esto es como las fichas de domino y cuando cayo la primera termino por tirar la ultima,y ahora hay que volver poco a poco a levantar las fichas con cuidado que no vuelvan a caer tan pronto.
    y pensar una cosa que la democracia no es que sea el mejor sistema pero si el menos malo, y el único que podemos tener opinión e influir en quien gobierna ,pero poco en como gobierna.
    En fin que se paren un poco a pensar los políticos,hablar menos y obrar más ,que obra son amores, que no buenas razones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 18, 2009 por en Miguel Morey y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: