Declavos

POEMAS DE VLADIMÍR HOLAN

ENTONCES DE NUEVO.

Aunque mis versos a veces no los entendía ni mi amigo

(del mismo modo que hay seres que no se pueden matar

aunque quisieran),

aunque completamente abandonado me desesperaba

(del mismo modo que algunas estatuas se aterrorizaron

de los pecados humanos hasta volverse de madera),

aunque no se me ofrecía nada más que el suicidio,

siempre sentí esto: ¡convertirse en nada,

para destruir hasta esa nada!

Entonces volví de nuevo a amar…

UBI NULLUS ORDO, SED PERPETUUS HORROR

Terrible es vivir puesto que hay que quedarse

en la aterradora realidad de estos años…

Sólo el suicida piensa que puede salir por puertas

que en la pared tan sólo están pintadas…

No hay la señal más tenua de que vaya a llegar el Paráclito…

Sangra en mí el corazón de la poesía…

GORRIÓN

El gorrión,  abandonando una ramita helada

la ha hecho oscilar un poco, de modo que ella contesta afirmativamente

con una negación a la ciega emotividad.

Un poco de nieve cae de esa ramita.

Pronto será un alud.

FRAGMENTO DE UNA NOCHE CON HAMLET.

Cuando confiadamente me refugio en mi infancia,

me pongo a cantar.

Cuando pienso en la corona de espinas de Cristo,

me hace callar el horror.

Cuando miro un arbusto y veo en él un nido de pájaros,

me pongo a escuchar.

Pero en cuanto reconozco al hombre

me echo a llorar otra vez…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 10, 2011 por en Vladimír Holan y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: