Declavos

POEMAS DE EL LLIBRE DELS MINUTS DE GEMMA GORGA.

Este libro se ha querido quedar conmigo unos días más de lo previsto. Tenía fecha de caducidad, fecha de entrega. El descuido ha hecho que se quede  y que pueda darle un último sorbo antes de mandarlo a su dueña. Me alegro de haber sido un despreocupado. Me llegó como un hallazgo, un libro que contiene 60 minutos y que habla, por tanto, del tiempo. He encontrado en él el tiempo hecho pensamiento y, por tanto, hecho pregunta. La sencillez de sus poemas contiene la profundidad de unas cuestiones que parten de lo cotidiano para  llevarnos a esos lugares que no se conocen, a esas regiones que nunca se han visitado pero que están ahí. Son poemas contundentes, directos, llenos de ingenio y que, a la vez, consiguen un acercamiento al misterio, a lo inefable. Excelentes.

19.

De nit, les preguntes són fosforescents i ens miren amb el seus ulls de gat. Fosforecents como ossos soterrats. I como els ossos, dures, estranyes i persistents enllà de les respostes.

19.

De noche, las preguntas son fosforescentes y nos miran con sus ojos de gato. Son fosforecentes como huesos sepultados. Y al igual que los huesos, son duras, extrañas y permanecen más allá de sus respuestas.

23.

Aixeco la persiana perquè pugui entrar la llum.

Enretiro la cortina perquè pugui entrar la llum.

Tanco els ulls perquè pugui entrar la llum.

23.

Levanto la persiana para que pueda entrar la luz.

Corro la cortina para que pueda entrar la luz.

Cierro los ojos para que pueda entrar la luz.

47.

 

Amb les pinces metàl-liques de la intel.ligència, intentarem llevar el color de la matèria, como qui lleva la membrana gelatinosa que recobreix els òrgans. Provàrem desprès d´extreure l´escalfor de cada granet de sorra_ la paciència de l´un a un_, fins a obtenir un univers domèstic. Aíllar el pronom del verb, fins a deizar només l`os dur de l´infinitiu. Aïllar la bombolla del sabó, fins a deixar només la bellesa de l´esfera que s´envola. Aíllar el dolor del dolor, fins a deixar només el dolor.

47.

 

Con las pinzas  metálicas de la inteligencia, intentaremos extirpar el color de la materia, como quién extirpa la membrana gelatinosa que recubre los órganos. Después trataremos de extraer el calor de cada granito de arena_ con la paciencia de ir uno a uno_, hasta obtener un universo doméstico. Aislar el pronombre del verbo, hasta dejar sólo el hueso duro del infinitivo. Aislar la burbuja del jabón, hasta dejar sólo la belleza de la esfera que despega. Aislar el dolor del dolor, hasta dejar sólo el dolor.

55.

Qué hi ha, en l´espai en blanc que separa la lletra a de la b? Qué hi ha entre dos fotogrames que se succeixen, gairebé, idèntics? I entre aquesta gota, i la següent, i l´altra, tan unides que diries que avancen agafades de la cintura? I entre el pensament vell que mor i el pensament nou que neix? Sovint la vida calla amb silencis minúsculs, cicatrius quasi inaudibles, petites esquerdes on s´acumula el no ser, el no nom, la no gota, el no pensament. Fins que vessa el buit, de tan ple.

55.

 

Qué hay  en el espacio en blanco que separa la letra a de la b? Qué hay entre dos fotogramas que se suceden, casi idénticos? Y entre esta gota, y la siguiente, y la otra, tan unidas que dirías que avanzan cogidas de la cintura? Y entre el pensamiento viejo que muere y el pensamiento nuevo que nace? A veces la vida se calla, contiene silencios minúsculos, cicatrices casi inaudibles, pequeñas grietas donde se acumula el no ser, el no nombre, la no gota, el no pensamiento. Hasta que el vacío se derrama, de tan lleno.

60.

 

La boca és petita para segons quina paraula. El silenci, en canvi, és immens como un vell casalot familiar: tot hi cap, i tot s´hi perd.

60.

La boca es pequeña para según qué palabra. En cambio, el silencio es inmenso como un viejo caserón familiar: todo cabe y todo se pierde.

Anuncios

4 comentarios el “POEMAS DE EL LLIBRE DELS MINUTS DE GEMMA GORGA.

  1. Lucille Lang Correa
    abril 21, 2012

    Me súper encanta gemma gorga tengo en mi mesita de noche el libro de los minutos y otros poemas Es luminosa

  2. emma
    junio 28, 2012

    Te escribo desde Argentina, contenta, porque he encontrado un rincón magnífico para leer a Gemma y a otros tantos. A G.G. la conocí en un libro que se llama “El Poder del Cuerpo”, una antología de poetas mujeres que hablan sobre ese tema…y después unos cuantos poemas sueltos por la web. Me voy a apropiar de tu selección, con tu permiso, para volver a compartirla, si? Y haré el enlace hacia aquí.
    Mi saludo y agradecimiento.
    Emma

    • sergiogomezgarcia
      junio 29, 2012

      Por supuesto que puedes apropiarte de esta selección. A mí me la recomendó una conocida y en seguida me pareció una gran hallazgo. Un abrazo.

  3. Rosa Masip (@Neutrinita)
    febrero 16, 2013

    Pues si queréis escuchad este poema, de HdeAda, es su “minut 41”, otra manera de sentirla…es una belleza de persona, un placer cantar su juego poético http://youtu.be/vnTZNFEfn5Y

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en julio 12, 2011 por en Gemma Gorga y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: