Declavos

¿ALGO NO FUNCIONA EN LA POESÍA ESPAÑOLA?

La poesía española parece no haberse recuperado del simplista enfrentamiento entre poesía de la experiencia y poesía del silencio, una división que ha enfrentado artificiosamente a dos poetas, Gil de Biedma y Valente, que comparten muchas más cosas de lo que los supuestos herederos de uno y otro están dispuestos a admitir. Es verdad que hay mucha más ambición, calidad y riesgo en lo que han hecho algunos poetas asociados a la escuela del silencio que en la retórica hueca en que ha degenerado la mal llamada poesía de la experiencia, que para colmo se ha convertido en la poesía oficial y omnipresente de nuestro país, pero no es menos cierto que cuando se habla más de escuelas que de poetas es que algo no funciona.

Que una sociedad decida prescindir de la poesía implica, en primer lugar, un desprendimiento del lenguaje. Y de ningún modo quisiera dar a entender la típica jeremiada por la degradación de la lengua o de lo que comúnmente se entiende por lenguaje poético y elevado, tan solo me refiero a que la marginación de la poesía denota la falta de atención por la lengua y el habla que produce el hombre en un determinado momento de su historia. Como si de pronto fuéramos sordos a nuestra propia voz. La poesía es anterior incluso a la invención de la escritura y es por tanto consustancial al nacimiento de la humanidad _ya dijo el propio Eliot que la poesía empieza con un golpe de tambor en la selva. Prescindir o acabar con esa manifestación del espíritu _la canción de la especie_ quizá sea el síntoma de una transformación mucho más honda y que ya nada tiene que ver con la literatura.

Andreu Jaume

Barcelona, julio de 2011.

Fragmento del prólogo “El rey del bosque” al libro La aventura sin fin de T.S Eliot, edición de Andreu Jaume. Editorial Lumen 2011.

Algo no funciona cuando se habla más de escuelas que de poetas, nos dice Andreu Jaume. ¿Faltan talentos? ¿Hay que olvidarse de la adscripción a una escuela u otra, a una normativa u otra, a un régimen prescriptivo u otro? El texto de Andreu Jaume hace que me plantee estas preguntas, ante las que no tengo una respuesta clara. ¿Se elige un modo de hacer poesía? ¿Cada uno habla desde su propia voz o es solo un eco? No hay poesía sin libertad. ¿Hay poesía? ¿Hay libertad?

Como veis planteo interrogantes inconexos, sueltos, dispersos, en el aire. La segunda parte del texto parece responder a algunos de ellos y plantea algunos nuevos. A la sociedad no le importa la poesía. Ya no tiene ese carácter de guía, de voz de vanguardia y de agitación que en otros momentos ha tenido. La sociedad parece sorda a aquél que intenta recuperar su sonido más primigenio, su lenguaje más auténtico. La primera parte del texto puede verse como explicación de la situación descrita en la segunda parte. ¿Esta circunstancia es consecuencia de estar enredados los poetas en cuestiones propias, ajenas, en peleas poco fructíferas?  ¿Es consecuencia de haber perdido libertad? ¿Hay que recuperarla? ¿Hace falta poder hablar de autores y no escuelas?

Anuncios

5 comentarios el “¿ALGO NO FUNCIONA EN LA POESÍA ESPAÑOLA?

  1. milagros morales
    enero 6, 2012

    Soy autodidacta y no me decanto por ninguna escuela. solo por lo que me dice mi corazón y mi intuición en el instante que escribo. Hay muchos poetas que son un calco unos de otros y parece que no haya otra manera de hacer poesia . Que se haya impuesto una moda de expresión y que si sales de ella tu poesía no interesa. pero eso es empobrecer y encorsetar la poesía Cada uno debe escribir como siente , la poesia es una manera de proyección personal pero además esa proyección tiene que ayudar a proyectarse al que la lee .

  2. sergiogomezgarcia
    enero 6, 2012

    El problema me imagino que será qué hacer ¿seguir unas directrices que te guíen a hacer poesía de calidad y coartar así tu libertad o dejarte llevar sin saber si lo que haces tiene sentido? Quizá solo los genios pueden ir por el segundo camino. Se necesitan genios ¡Ya! Alguno hay en la poesía reciente pero o han muerto o están siendo demasiado imitados: Valente, Gil de Biedma (que nombra el texto), Panero, Gamoneda…¿alguno más?

  3. sergiogomezgarcia
    enero 6, 2012

    Al final de tu comentario das con una clave: proyectarse y que se proyecte el lector..¿cómo conseguirlo? ¿desde la norma o desde el riesgo?
    Muchísimas gracias por tu comentario Milagros.

  4. Marta Pera Cucurell
    enero 6, 2012

    Desde el riesgo, siempre. Y también, ¿por qué no? desde la norma. Pero que sea norma arriesgada.

  5. Sergio
    enero 6, 2012

    Sin riesgo no hay libertad. ¿Cómo encontrar el equilibrio, “la norma arriesgada”? ¿Qué existe en la poesía española riesgo, norma, la norma arriesgada?
    Muchas gracias Marta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 6, 2012 por en Andreu Jaume y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: