Declavos

POSIBLEMENTE EL MEJOR POEMA DEL MUNDO II. SEGÚN MARTA ENTRENÓMADAS.

Las estaciones del Oeste

En mi primera noche en la Gaeltacht la anciana me habló en inglés: “Estarás bien”. Me senté al borde de un lecho iluminado por el crepúsculo, escuchando a través de la pared un irlandés fluido, con la nostalgia de un discurso que tuve que extirpar.

Había venido al oeste para inhalar el tiempo absoluto. Los visionarios me soplaban en la cara un olor a cocina de caridad, mezclaban el polvo de las tumbas de cosechadores (1) con la saliva de ayuno de nuestro credo y ungieron mis labios. Ephete, urgían. Me sonrojaba pero sólo controlaba unas pocas palabras.

Tampoco descendió ningún don de lenguas en mis días en aquella habitación superior cuando todos a mi alrededor parecían profetizar. Pero aún así recordaría las estaciones del oeste, arena blanca, rocas duras, luz ascendiendo como su definición sobre Rannafast y Erigal, Annaghry y Kincasslagh: nombres tan portátiles como piedras de altar, elementos sin levadura.

Seamus Heaney de su libro ‘Stations’ (‘Estaciones’), 1975. Traducción de Vicente Forés y Jenaro Talens.

RAZONES: RITMO, FORMA, BELLEZA, RECUERDO, EMOCIÓN, VIAJE, SENSACIONES, MISTERIO= PLACER.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 18, 2012 por en Seamus Heaney y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: